Obras Parroquiales

El proyecto de obras parroquiales cumple la misión de dar respuesta a todos los bienes inmuebles de nuestra comunidad, no dejando perderse lo que ya está construido.

En los últimos años, la parroquia ha tomado conciencia de que necesita una puesta al día en lo que a sus edificios se refiere. Aunque el templo está en buenas condiciones (obviando el mantenimiento de electricidad, pintura, etc.), los locales parroquiales no sólo no reflejan la belleza del encuentro con Dios, sino que no facilitan el encuentro entre nosotros ni atraen a quienes se acercan. Están gravemente deteriorados y pueden llegar a ser peligrosos.

¿Te imaginas un lugar cuya belleza nos hable de Dios? Un lugar que favorezca el encuentro y nos haga sentir familia, un lugar donde podamos acoger a todos.

Dada la situación del templo parroquial, que ahora está rodeado por los edificios en que se desarrolla la pastoral, sería precioso poder tenerlo exento, sacando a la luz la capilla de la comunión.

Nuestro primer paso ha sido arreglar el cuarto de andas. Por sus características, no podemos incluirlo en el proyecto general, y su situación de deterioro requiere un arreglo. Vamos a aprovechar esta restauración para darle un aspecto en consonancia con ese conjunto hacia el cual queremos caminar, que nos sirva de horizonte. Una vez hecho, podemos usarlo como capilla, ya que ahora es difícil tener siempre abiertas las puertas del templo.

El segundo paso será habilitar el “campanario de San Miguel” como viviendas sacerdotales. De esta manera:

  • La ubicación de San Miguel es idónea para atender desde él las distintas misiones pastorales que al equipo sacerdotal le sean encomendadas.
  • Por su dimensión y estructura no se ve viable realizar locales parroquiales en ese lugar, y dejarlo como está sería condenarlo a un deterioro peligroso a medio plazo.
  • Al estar construida la estructura básica, el coste de la obra de las casas sacerdotales menguará considerablemente.
  • Caben tres apartamentos para los sacerdotes. Dado el proyecto diocesano que se está llevando a cabo parece que poco a poco se va a tender a que un equipo de sacerdotes cohesionado, atienda varias parroquias.

El tercer paso será derribar los locales parroquiales de la Calle Mayor, los cuales están en una situación lamentable.

En este punto los sacerdotes ya habrán salido de la casa sacerdotal, y las distintas áreas pastorales podrán realizar sus actividades compartiendo los locales en el Colegio parroquial.

El cuarto paso será construir los nuevos locales parroquiales con las siguientes características:

  • Construcciones que no se apoyen en el templo parroquial. De esta manera el templo quedará exento, dejando a la vista la hermosa Capilla de la comunión que en este momento está encerrada por los locales parroquiales, y posibilitando que el campanario pueda verse saliendo desde la base con todo su esplendor.
  • Posibilitar la realización de lugares ajardinados para reunirse, estar, rezar…, ya que dada la meteorología de nuestra ciudad gran parte del año pueden crear un ambiente muy propicio para el encuentro.
  • Realizar locales bellos y acogedores que inviten a estar, encontrarse, compartir la vida y la fe y que hablen de la grandeza de Dios.

Para poder hacer realidad este proyecto, tu colaboración es imprescindible

DONA