1.700 kilómetros para ver al Papa Francisco

Vicent Riera tiene 66 años, y es natural de Moncada. Su sueño, ayudar a los demás y escribir un libro para donar los beneficios a Cáritas y a luchar contra el cáncer infantil. Un libro de su peregrinación a Roma, que durará ochenta días. Empezará el día 9 de julio y recorrerá alrededor de 1.700 km.

¿Por qué quiere llevar a cabo esta peregrinación?

Llevo cuatro o cinco años haciendo el camino de Santiago y ahora quiero hacer esta ruta a través del franciscanismo, además quiero saber que puedo conseguirlo. Hice hace años el camino por la vía francigena, en Roma, y pasé por los caminos que realizaron los generales romanos. Llegué donde San Francisco se quitó las sandalias e hizo siete kilómetros descalzo para hacer lo mismo. Ahora sé que quiero hacer el mismo camino, pero entero, por el Mediterráneo y hasta el Vaticano. Por otra parte, quiero hacer el camino para escribir un libro con el transcurso del día a día, y, con los beneficios, ayudar a luchar contra el cáncer infantil y aportar el 50% a Cáritas, para ayudar a pobres y enfermos.

¿Qué le parece el Papa Francisco?

Me gustó desde el primer día. Es un hombre sencillo, cercano. Mi mujer y yo lo vimos en Roma. Estábamos esperándolo en una de las calles que llevan a la plaza, un miércoles, y de repente pasó y se puso delante de mi mujer. Ella solo le hacía fotos y él reía. Acoge a todo el mundo, hace obras fantásticas.

¿Qué quiere decirle si consigue hablar con él?

Quiero que me firme un libro de la Familia Católica que tiene más de trescientos años, que me bendiga y cómo no, poder compartir con él algunas palabras. Tengo mucha ilusión, espero que me reciba, haré todo lo posible.

¿Qué le dijo el Obispo Auxiliar cuando le contó qué quería hacer?

Fui el día del Besamanos de la Virgen, y me acerqué con mi mujer en el Arzobispado. Me contaron que a las 12:00 horas hacían el Ángelus, así que me esperé. Apareció D. Esteban, y le expliqué que quería hablar con D. Antonio Cañizares. No pude reunirme con él, y el Obispo Auxiliar me preguntó si me parecía bien que él me atendiera y me diera su bendición para el viaje, y así lo hizo.

Vicent Riera (1)

¿Qué quiere explicar en el libro?

Quiero narrar el día a día. Las visitas a los conventos, hablar de la gente que conoceré y redactarlo como una especie de guía para que las personas que quieran realizar esta aventura puedan seguir el camino que yo recorrí.

¿Cuántos días calcula que durará el recorrido? ¿Cómo espera que sea el día a día?

Unos setenta y siete días, más o menos, porque después, como visitaré el Vaticano tres o cuatro días, será un total de ochenta. Saldré de la Puerta de los Hierros de la Catedral, de ahí viajaré a Sagunto, donde me esperarán mi mujer y mi hija. Al día siguiente, a los veintiocho kilómetros de ruta, tengo la primera parada en el primer convento, al día siguiente, lo mismo, así hasta llegar. Llevo cuatro años programando este viaje y sus rutas.

¿Qué opina su familia de la aventura que quiere realizar?

Dicen que estoy loco, que tenga cuidado, que me puede pasar algo. Pero no, yo confío en que me saldrá todo bien y que no correré ningún peligro. No llevaré nada de valor encima, solo mi mochila, agua y la cámara.

¿Quiénes son las personas mayores que quisieran acompañarle y no pueden?

El único que se ha puesto en contacto conmigo es un capuchino del Convento de Magdalena, también tengo credenciales para mi mujer, si se anima a acompañarme los últimos kilómetros y por si algún otro enfermo quiere tener el recuerdo de la peregrinación.

¿Por qué realiza descalzo los últimos kilómetros de las rutas?

Cuando llego a Roma, me quito las sandalias. La gente se ríe cuando ve qué tipo de calzado llevo, pero no preocupa, porque no me hacen daño, voy mucho más cómodo que todos ellos. Lo hago descalzo en honor a San Francisco de Asís, como agradecimiento y peregrinación.

¿Qué siente cuando acaba una ruta?

Mucha satisfacción. En cuanto llego a casa, y sin deshacer la mochila, ya empiezo a preparar la próxima ruta. Me informo de casas rurales, caminos, dueños de hostales…

¿Qué relación tiene con la Parroquia Sant Jaume y con Cáritas?

Tengo cursos de voluntariado y aporto productos de higiene en el ropero. Pero lo que yo hago es visitar a enfermos. Me reúno con unas mujeres y nos repartimos, por parejas, a qué enfermos debemos visitar. A mí me encanta ayudar a los enfermos y acompañarlos. Como me gusta tanto ayudar a los demás, me puse en contacto con la parroquia para saber dónde podía hacer falta. Todos los jueves visito a quien lo necesita.

Dígame por qué recomienda hacer una peregrinación.

Porque es muy gratificante. Se ha de hacer con ilusión. Una peregrinación es cara y dura. Se padece mucho, porque llevas la casa encima, pero vale la pena. Hay que estar muy convencido de que quieres hacerlo e ir bien preparado.

Vicent Riera busca patrocinadores y ayuda para realizar su aventura. Por ello, quien quiera aportar su granito de arena puede ponerse en contacto con él en el número de teléfono: 639457906 y en la dirección de mail: vicenterieraboix@hotmail.com

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like
Leer más

Comenzamos las obras

Desde la parroquia San Jaime se ha puesto en marcha un ambicioso proyecto de obras que pretende por…
Leer más

Ciclos abre sus puertas

El próximo viernes día 10 de junio a partir de las 18h, el Centro de Formación Profesional San…